GEFOR
Galería de imágenes y recursos:
Virus Usutu

Virus Usutu

El arbovirus Usutu (USUV) es un flavivirus que pertenece al grupo antigénico del virus de la encefalitis japonesa. Se postula que de un flavivirus ancestral con ciclo natural que incluía aves y mosquitos evolucionaron las distintas especies conocidas actualmente como el virus West Nile (WNV) y el USUV en África, Asia y Europa, el virus Kunjin y el virus de la encefalitis de Murray en Australia, el virus de la encefalitis japonesa (JEV) en Asia y el virus de la encefalitis de San Luis en América.

El USUV se aisló por primera vez en 1959 en un mosquito Culex sp. en Sudáfrica y recibe el nombre de un río en Suazilandia. Desde entonces el virus se ha detectado en varios países africanos como Senegal, Nigeria, Uganda, Burkina Faso, Costa de Marfil y Marruecos. La primera infección humana se describió en la República Centroafricana en un paciente con fiebre y exantema. Hasta principios de la década pasada el virus no se había asociado con enfermedad grave/mortal ni en animales ni en humanos y se consideraba restringido a las zonas tropicales y subtropicales de África.

Infecciones en animales. En el verano del año 2001, el USUV causó la muerte de varias especies de aves en Austria y posteriormente el virus se ha detectado en aves muertas y/o mosquitos en varios países europeos: Hungría, Italia, España y Suiza. La infección por USUV también se ha demostrado mediante serología en aves salvajes en la República Checa, Inglaterra, Alemania, Italia, Polonia, España y Suiza. La detección del virus durante varios años en algunos de estos países podría indicar la persistencia de la transmisión en las áreas afectadas. Se postula por lo tanto, que el virus puede haber sido introducido inicialmente, posiblemente por aves migratorias, desde África a Europa y que posteriormente se ha extendido por otras zonas del continente.

Infecciones en humanos. En el año 2009, en Italia, se notificaron los primeros casos de enfermedad neuroinvasora por este virus en dos pacientes inmunodeprimidos (un paciente con trasplante hepático y otro diagnosticado de un linfoma difuso B de células grandes). La transmisión en los dos casos pudo haber sido por picadura de mosquito infectado, aunque uno de los pacientes había recibido una transfusión previa a la infección. En estos casos las manifestaciones graves de la infección podrían haber estado en relación con la situación de inmunosupresión de los pacientes. Posteriormente, estudios retrospectivos de muestras obtenidas de pacientes con meningoencefalitis en Italia han detectado la presencia de USUV en algunos casos más en el LCR. Más recientemente, en el 2012, se ha notificado otra infección por USUV (detección de anticuerpos frente al virus) en Alemania en un donante de sangre asintomático. Este paciente residía en una zona de Alemania donde se han dado numerosos casos mortales de la infección en aves tanto este verano como en el periodo estival del año pasado.

Diagnóstico. El diagnóstico de esta infección solamente está disponible en laboratorios de referencia. Se pueden utilizar técnicas serológicas de detección de anticuerpos o métodos directos de detección del virus (cultivo celular, PCR). En cuanto a las técnicas serológicas habría que tener en cuenta la posibilidad de reacciones cruzadas si el paciente ha estado expuesto a otros flavivirus o si se ha vacunado frente a infecciones por otros flavivirus (fiebre amarilla, encefalitis japonesa, encefalitis transmitida por garrapatas).

Prevención y Control. Aunque hasta el momento el número de infecciones humanas documentadas por USUV ha sido escaso, la detección continuada del virus en animales y mosquitos en varios países europeos durante varios años sugiere que la circulación del virus se ha establecido en algunas zonas. Se postula que el número de infecciones humanas está infra-diagnosticado y se resalta la necesidad de reforzar las medidas de vigilancia epidemiológica tanto para el USUV como para otros virus como el WNV. Puesto que no existe tratamiento específico para esta viriasis las medidas de prevención y control deberían basarse en el control del vector, las medidas frente a las picaduras y el cribado de las donaciones de sangre y órganos, tal y como se está implementando para el WNV en algunas áreas.


Documentos de interés

  • USUTU VIRUS – POTENTIAL RISK OF HUMAN DISEASE IN EUROPE
    Eurosurveillance, Volume 16, Issue 31, 04 August 2011

  • © GEFOR Noviembre 2012

    La información proporcionada por GEFOR ha sido planteada para apoyar, no reemplazar,
    la relación que existe entre un paciente / visitante de este sitio web y su médico